El mercado de prismáticos es una cuestión discretamente real, se ha convertido en algo relativamente popular en base a la facilidad en la que estos instrumentos pueden adquirirse. Otra de las cuestiones ventajosas es el hecho de que no se requiere de conocimientos avanzados o de experiencia técnica especializada. La práctica de la observación tampoco tiene un límite como este, por lo cual cualquier persona con suficiente curiosidad, puede adentrarse en las prácticas de observación. La cantidad de productos disponibles es vasta y hay de donde escoger, en donde los criterios de selección van a depender de la preferencia personal de cada observador y del objetivo de sus prácticas.

Normalmente, se busca que el prismático a seleccionar tenga unas cualidades mínimas como por ejemplo un zoom de cierto grado, la posibilidad de graduarlo manualmente, el peso dentro de cierto grado y de materiales de cierto grado de durabilidad. Todo esto con motivos personales que lo justifican. Dentro de las cualidades, hay una en especial que se requiere implícitamente y que es crucial en labores de observación donde el objetivo es vasto como los paisajes, esta cualidad especial es la posibilidad de acoplarlos a un trípode, que generalmente es un accesorio adquirido por separado.

El trípode es otra historia en sí misma, siendo un mediador habitual accesorios como los Dörr TA-M, que permiten un acoplamiento perfecto entre estos trípodes y los prismáticos.

Comprar Dörr TA barato

Características Técnicas:

Marca

Dörr

Modelo

TA-M

Nombre del modelo

TA-M

Año de fabricación

2011

Peso del producto

213 g

Dimensiones del producto

14 x 7,6 x 3,6  cm

Número de modelo del producto

550004

Número de producto

550004

Tiene estabilización de imagen

No

Pilas / baterías incluidas

No

 

El adaptador está fabricado en metal ligero pero con la intención de que sea resistente. Gracias a la tecnología actual esto es posible, y la ventaja que se logra con ello, es la posibilidad de que sea un elemento de fácil trasporte y que no agregue peso extra en nuestra mochila al momento de trasladarnos. Además, está recubierto de un material resistente que le da una textura de agarre muy agradable al tacto y a la vista.

Una de las contras es su tamaño, que solo eleva a los prismáticos a casi 10 centímetros por encima del trípode. Como no es una gran altura, el observador tiene que acercarse más de lo normal, y en ese punto, el pie del trípode que esta hacia el observador, tiende a ser un estorbo. Esto es un problema común de muchos adaptadores como este, y en realidad no es un problema grave. Suele solucionarse colocando el pie del trípode que estorba hacia adelante.

comprar-en-amazon